publikaccion publikaccion @publikaccion

jueves, diciembre 20, 2007

.: La cesta de Navidad

la cesta de navidad que muchos quisiéramos Durante estas fechas muchas empresas del sector en Madriz (capital del reino por excelencia), agradecen la partida de riñones de muchos de nosotros con un extraordinario aguinaldo navideño en forma de caja (normalmente de cartón), con una serie de regalillos en forma de litros cristalizados de nectar de todos los colores, y los más afortunados hasta recibimos parte de algún porcino que hasta no hacía muchas fechas, campaba a sus anchas por la dehesa extremeña (en algún cortijo de señorito venido a más por poseer lo que allí llaman tierras).

Este año ha sido la primera que recibo después de dejarme los cuernos durante casi 7 años en una de las empresas de más renombre de este país (vamos a obviar nombres para que las madres de algunos no se tengan que ruborizar al ver que es donde trabajan sus hijos), aunque afortunadamente esa etapa de mi vida ya pasó y el mejor premio fue el cheque que me dieron junto con la cara más compungida de mi antiguo irresponsable gerente (por no llamarle cosa o ameba unicelular o mamonazo de colegio del Opus), mientras sólo repetía "lo siento" al son que yo pensaba "no lo sientas que al final no me van a echar y entonces sí que lo vas a sentir..." XD.

El caso es que es muy de agradecer que la empresa se esfuerce en dar al empleado un detalle (yo siempre lo he considerado así, no nos vamos a engañar), pero siempre hay gente que compara con otras ocasiones navideñas y no tiene más que lamentar con aquel soniquete de "cualquier tiempo pasado fue mejor". Yo creo que la empresa suele hacer un esfuerzo importante (ya no sólo económico si no de logística), a la hora de intentar darnos el detalle de la cesta de navidad, y al menos yo lo valoro muy positivamente, al margen de que después no te suban en el sueldo ni el IPC, pero es que ya se sabe que la vida está muy cara como para ir subiendo los sueldos todos los años, que nos quejamos mucho y trabajamos poco... será que tengo yo el prisma mal puesto a la hora de mirar... que también puede ser.

Desde aquí muchas gracias por la cesta de navidad a mis nuevos patronos (llamarles proxenetas algo peor queda algo fuera de lugar y sobre todo pensando en estas fechas), pero ya se sabe que somos simples ratones que nos dejamos llevar por la música del flautista.

Felices Fiestas a todos, que la Navidad es sólo para los creyentes.

technoratiquetas | |

No hay comentarios: